Ser un social media – ¿Quieres ser un Social Media?

No Comments

Como ser social media manager.

Ser un social media  – En tal caso, lo primero que debes saber es que no se trata de un trabajo fácil. Muchos piensan que un Social Media Manager y un Community Manager son lo mismo, o que para trabajar dentro del Social Media solo hace falta tener abierta una cuenta en redes sociales, pero eso no es ni mucho menos parecido a lo que se necesita para trabajar en Social Media.

El exceso de información

Uno de los primero retos a los que se tiene que enfrentar un experto en Social Media es la cantidad de información que hay disponible en la red. Intentar abarcar todos los campos solo terminará por crispar los nervios, de modo que para dedicarnos al Social Media, lo primero que tenemos que hacer es centrarnos en un tema en concreto y saber muy bien lo que queremos conseguir con cada paso.

Labores de curador de contenidos

Está muy bien leer un poco de todo, informarse y mantenerse al día, pero es necesario limitar y filtrar la información para no acabar saturados. En lugar de acumular información hay que hacer una buena curación de contenidos, analizar lo que de verdad importa y evitar el camino fácil, que no es otra cosa sino guardar montones de páginas web y descargar publicaciones electrónicas solo porque pensamos que nos pueden servir para más adelante. Te sugiero que te leas también: Consejos para maximizar la presencia medios sociales

Emplear mapas mentales

Los mapas mentales llevan inventados mucho tiempo, pero no por ello dejan de ser útiles para analizar lo que ya sabemos e ir incrementando nuestros conocimientos.

En la actualidad podemos encontrar herramientas en línea que nos ayudan a elaborar mapas mentales de manera rápida y muy visual, con los que podemos ver lo que sabemos acerca de un tema y cuál es el camino a seguir.

Un mapa mental puede ser de muy diversas formas. Algunos Social Media elaboran diagramas en los que indican todo lo que quieren, lo que ya han conseguido y lo que les queda por conseguir. Hay quienes incluso dejan espacios en blanco para rellenarlos cuando sepan lo que tiene que ir dentro.

Otros crean listas de pros y contras, que en realidad son mapas mentales simplificados y limitados a dos únicos puntos: lo que sirve y lo que no. Con esto se pueden esclarecer a menudo muchas cuestiones, como las palabras que tienen relación con el tema principal o cuáles no son realmente interesantes.

Crecer en el aprendizaje

No nos podemos quedar siempre en el mismo nivel, pero tampoco podemos intentar recorrer mucho camino en poco tiempo. Es importante comparar lo que hacemos y leemos con lo que ya sabemos, y no conformarnos con el camino cómodo y fácil.

Si nos damos cuenta de que determinados contenidos apenas nos dan información que no conozcamos, tal vez sea el momento de dar un paso más allá y profundizar en algunos matices para aumentar nuestros conocimientos, o incluso de explorar nuevos territorios.

Esto no quiere decir que no podamos mantener un nivel a la hora de exponer un contenido o hablar de un tema. Es importante ampliar el tipo de usuario al que nos dirigimos, de modo que no conviene crecer y abandonar lo básico. Mirate este

Enfocarse en un objetivo

Un Social Media no puede generalizar, buscar que todo lo que se hace guste a todo el mundo. Si intenta agradar a toda la red, terminará por no gustar a nadie.

Tanto en el tipo de temática como el perfil de los usuarios a los que se quiere llegar, se tienen que definir muy bien los objetivos que se buscan, y solo una vez que se han definido, se puede desarrollar una fórmula para alcanzarlo. Esto ayudará a identificar los eventos a los que interesa acudir o compartir, los influencers con los que realmente se quiere contar o el modo de lograr que los usuarios accedan a los contenidos que realmente están pensados para ellos.

Planificar un calendario

El tiempo es un factor crítico para cualquier trabajo, pero en el caso de Internet lo es todavía más, ya que la velocidad a la que se mueven los datos y al información hace que una publicación de actualidad quede obsoleta en pocos minutos.

Por esta razón ,es importante planificar a conciencia el calendario de trabajo, y en el caso de que no sea posible llegar a tiempo, lo mejor es contratar a otros para que se encarguen de hacer lo que no podemos.

Es importante saber delegar, pues si no se hace es muy probable que se termine por perder una buena oportunidad o no se reaccione a tiempo, lo cual para una estrategia en redes sociales es crítico.

Esta es tan solo una lista por encima de cuáles son las tareas a las que se tiene que dedicar un social Media. Y además se tienen que hacer todas juntas, a la vez y todos los días. ¿Verdad que no es lo que te imaginabas? Pues hay muchas otras funciones que se tienen que hacer junto con estas.

Ahora que has visto un poco lo que significa dedicarse a ello, ¿te atreves a ser un social Media, o prefieres dejarlo en manos de profesionales?

Ser un social media – ¿Quieres ser un Social Media?
5 (100%) 1 vote

Artículos Recomendados

Volver al inicio de este articulo